Razones para utilizar persianas venecianas

Razones para utilizar persianas venecianas

Parece que un producto tan clásico como las persianas venecianas no necesita presentación. No obstante, la compra de las cortinas es una inversión para muchos años. Por tanto, es comprensible que a la hora de tomar la decisión, cada detalle sea importante. Nosotros hemos recopilado todos los pros y los contras de las cortinas venecianas teniendo en cuenta su aspecto práctico y estético.

 

Versátiles y muy flexibles en cuanto a la gestión de luz, las venecianas de aluminio y de madera también tienen numerosas otras ventajas. ¡Descúbrelas y aprovecha su potencial!

 

  • Gestionan la luz natural a la perfección

Como otros tipos de cortinas, las venecianas nos permiten controlar la entrada de la luz. Esto está claro. Lo que tienen de especial es que lo hacen de una manera muy precisa. Es decir, no solo podemos bajar y subir la cortina colocándola a la altura deseada, sino también inclinar las lamas para orientar la luz a nuestro gusto. Durante el día nos permiten p. ej. evitar reflejos en una pantalla del ordenador o televisor y por la noche nos facilitan el sueño oscureciendo la habitación. También son capaces de crear un efecto de luz y sombra impresionante.

 

  • Nos aíslan del calor y del frío

Las venecianas nos aíslan tanto de la entrada del calor como del frío del exterior. De esta manera, podemos mantener la temperatura adecuada en la habitación sin importar la época del año. Además, hay un truco que nos ayudará conseguirlo. Para calentar la habitación en invierno, se recomienda que la cara cóncava de las lamas mire hacia dentro y si queremos evitar el sobrecalentamiento en verano, la cara cóncava debe mirar hacia fuera.

 

  • Protegen nuestra privacidad

Las lamas de la veneciana no tienen transparencia, por tanto, en la posición cerrada, nos aseguran una privacidad total. Por otro lado, si inclinamos discretamente las lamas, podemos ver el exterior sin ser vistos.

 

  • Aguantan bien la humedad

Nos referimos a las venecianas fabricadas de aluminio y de PVC. Por tanto, estos modelos se pueden utilizar en las habitaciones donde se produce mucha humedad, como el cuarto de baño y la cocina sin el riesgo de que se deterioren.

 

  • Son fáciles de mantener

Son una opción perfecta para las cocinas y otras estancias donde pasamos mucho tiempo durante el día no solo porque se adaptan bien a la humedad, sino también porque se limpian rápidamente. Para quitar las manchas y el polvo, basta con pasar un paño seco o húmedo.

 

  • Son aptas para personas alérgicas

Complementando el punto anterior, como las persianas venecianas no se fabrican con textil, no acumulan tantos ácaros ni alérgenos resultando muy higiénicas. Por eso, son una buena opción para las personas con alergias, siempre que se limpien de manera regular.

 

  • Se pueden montar de muchas maneras diferentes

Existen varias maneras en las que se puede montar una cortina veneciana: en la hoja de la ventana, en el junquillo, en la pared, en el techo o hueco de la ventana. Todo depende de nuestras preferencias y del espacio de que disponemos. Adicionalmente, en algunos modelos se puede elegir la opción “sin taladrar” con los soportes en forma de ganchos o clips que se colocan en la hoja de la ventana. De esta manera, podemos evitar hacer agujeros en la ventana o en pared. Otra opción adicional es el guiado lateral en forma de los cables que atraviesan la cortina por ambos lados asegurando que no se balancee lo que es especialmente útil en el caso de las ventanas batientes y oscilobatientes.

 

  • Se adaptan a varios tamaños de ventanas

En el mercado se pueden encontrar tanto cortinas venecianas de medidas predeterminadas, listas para enviar, o venecianas a medida que se pueden configurar a gusto y que se fabrican individualmente para cada cliente. Las medidas se toman de acuerdo con el tipo de instalación preferido. Las lamas también están disponibles en varias anchuras. Las elegimos según el tamaño de nuestra ventana y el efecto que queremos conseguir. 

 

  • Se pueden usar en ventanas irregulares

¿Tienes una ventana en forma de triángulo, hexágono o trapecio? Las cortinas venecianas no solo están disponibles en diferentes dimensiones, sino también en varias formas. Se fabrican por encargo individual.

 

  • Tienen un valor decorativo

Tampoco nos olvidemos de que las venecianas son un elemento de decoración. Versátiles y minimalistas, pueden encajarse en cualquier espacio. Gracias a sus líneas sencillas, no roban el protagonismo, sino que acentúan el carácter de nuestra estancia. P. ej. las venecianas de aluminio son una opción acertada para las habitaciones de estilo moderno, industrial o escandinavo. Las de madera son perfectos para los interiores clásicos o vintage. Para que se integren mejor en la decoración, podemos elegir entre una amplia gama de colores con un acabado mate o brillante. Aunque los más populares son los tonos neutros como el blanco, el gris y el beige, también podemos apostar por u color vivo si queremos que nuestra cortina destaque.

Escribir comentario

Comentarios: 0